Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Viaje a Cuba – Parte 3

Este es mi tercer post en el blog y como el título lo dice, es la tercer parte del viaje a Cuba.

Trinidad 15 de junio 2015, 45 grados a la sombra. 

Eran casi las siete de la tarde cuando el sol casi había desaparecido en el horizonte. Recién a esa hora pudimos salir de nuestra calurosa habitación para recorrer Trinidad. Si algo tiene de lindo esta ciudad es su gente. Cómo les conté en los post anteriores sobre la Copa América, acá nos cruzamos con muchos jóvenes con las camisetas albiceleste Argentina. La mayoría tenían la 10 de Messi. Esa primera tarde, caminando por las callecitas de la ciudad, llegamos a las famosas escalinatas donde cada noche hay música en vivo. En realidad llegamos gracias a la música que escuchamos. Ahí se nos pasó la tarde y la noche, entre pizza, cerveza y ron.

Al otro día temprano, esquivándole al temible sol de Trinidad, salimos luego de desayunar en busca de los lugares para visitar. Para mí siempre lo más lindo para conocer un lugar nuevo es caminar y perderme, dejarme llevar por las ganas de ese momento. Así fue cómo llegamos a una zona de la que no teníamos indicaciones. Era en las afueras del casco céntrico de Trinidad. Ahí fue donde comencé a fotografiar, donde sentí ese impulso de sacar la cámara.

Aquí un resumen de Trinidad:

Luego de recorrer por tres días y de conocer personas increíbles en esta ciudad, no podíamos dejar pasar la oportunidad de viajar a Playa Ancón. Uno de los puntos turísticos cercanos a Trinidad, que rodea la Bahía de Casilda, donde nos pasamos el día y nos quedamos a ver la puesta del sol, recomendación de Orlando, nuestro guía y chofer.

El viaje por la isla termino en Cayo Coco, una zona paradisíaca, donde con Andrea nos tomamos las vacaciones seriamente. Tanto que no saqué la cámara del bolso.

¿Querés más historias?

Recibí por mail la notificación cuando publique un nuevo post en el blog. Sin anuncios, solo palabras e imágenes.

Respetamos tu privacidad.